Colonia del Sacramento y su carnaval


  • Idioma :

    es_ESfr_FR
  • Llegamos a Colonia del Sacramento después de 1h30 de bus desde Carmelo. A penas bajados del bus, fuimos a la oficina de turismo para pedir las direcciones de los albergues de la zona. Allí nos llamaron la atención: “Sólo pasaréis una noche aquí? Pero si mañana son “Las Llamadas”, debéis quedaros a verlas!”. Después de reunir información, nos dimos cuenta de que las “Llamadas” son un carnaval, así que decidimos quedarnos una noche más.

    Nos costó bastante encontrar plaza en un albergue (necesitamos 4 intentos!). Salimos a comer un poco… I nos encontramos sentados en frente a una Milanesa y un Chivito. Por decirlo de alguna manera, eran enormes! No sabíamos quien iba a comer a quien. La Milanesa es carne rebozada con patatas. El Chivito (plato uruguayo), es un rascacielos que empieza con patatas fritas, sigue con filete a la brasa, bacon, queso fundido, y coronado con un huevo frito, todo acompañado de una ensalada para hacerlo más llevadero… Al acabar, nos fuimos leeeentamente hacia el albergue a echarnos una siesta!

    Albergue sin aire acondicionado… no corría aire tampoco… sudar la gota gorda se queda corto, y sin hacer nada de nada! Pero a eso de las 20h, nos dimos una ducha y salimos a ver el centro.

    El centro histórico es muy bonito, construido por los portugueses en la época colonial, y algunos de los edificios se conservan bien. Calles con adoquines, plantas y escarabajos (los coches eh!) en todas las calles, casas preciosas… Nos encantó! Subimos al faro para tener una vista panorámica de la ciudad durante el atardecer, vista magnífica. Después fuimos hacia la orilla del rio para hacer algunas fotos. Volvimos tranquilamente hacia el albergue, donde nos tomamos una cervecita bien fría, como de costumbre estos días.

    El hostel tiene un patio acogedor…cuando el sol no pega fuerte! Para dormir, colchones al suelo, frente a la salida al patio para aprovechar cualquier corriente de aire

    A pesar de eso, nos levantamos hacia las 9h debido al calor. Decidimos aprovechar la “frescura” de la mañana para pasear, pero perdimos un poco el tiempo y se nos hicieron las 11h, con un sol de justicia. Salimos igualmente hacia el centro! Fuimos a comer a un restaurante muy original que vimos el día anterior: “El Drugstore”. Nos instalamos en la terraza, a pesar del calor. La comida estaba buena, pero estábamos sufriendo igualmente, no era el mejor día para comer fuera (aunque a dentro, si no hay aire acondicionado, es lo mismo). Al final de la comida, visitando el interior del restaurante, descubrimos una sala al fondo con aire acondicionado… Gracias a la camarera que no nos dijo nada!

    Descansamos un poco en el albergue, esperando el evento por el cual nos habíamos quedado. Al oir los primeros tambores salimos fuera… I la calle se habia transformado!

    En cada lado de la avenida, la gente se había instalado en las terrazas de los bares o en las sillas que se habían dispuesto a lo largo de ésta durante el día. Muchos vendedores ambulantes gritaban sus productos: máscaras, sprays de nieve (con un gran éxito entre los niños pequeños), objetos luminosos, palomitas, patatas… El primer grupo apareció, las Llamadas empiezan! Se trata de un desfile de escuelas de danza y de percussion de la región. El evento se llama “Las llamadas empiezan en Colonia“, puesto que es la primera de muchas ciudades donde se celebra el evento. Se remonta a la época colonial, donde los locales se reían de los colonos blancos y los parodiaban.

    A lo largo del desfile (de las 21h a las 2h), las decenas y decenas de grupos desfilaron. Siempre formados de la misma manera: un cartel con la presentación del grupo, unas banderas enormes, después van las bailarinas más jóvenes, seguidas de las mayores, todas a ritmo de samba. Sólo avanzan así, bailando, poco a poco y varios kilometros… No nos imaginamos el dolor de piernas al final del recorrido!!! Al final van las bailarinas de más edad.Todas visten con lo indispensable: sujetador, tanga, tacones y algo decorativo en la cabeza (hay diferentes modalidades, pero por lo general era así). Para cerrar el grupo de danza tenemos a parejas de ancianos, vestidos de época y bailarinas con plumas, que nos recuerdan al carnaval de Rio. Las últimas filas las componen los tambores (30-40 hombres), que no cesan la música. Los grupos avanzan muy lentamente… Y en las calles, la gente vive la fiesta! Una gran experiencia para nosotros!

    Siguiente: Montevideo, capital de Uruguay

    Información práctica : del 17 al 19 enero 2014
    - Bus Carmelo-Colonia: 115 UR$/pers 1h30
    - Hostel Colonial: 300 UR$/pers la noche en dormitorio. Está bien, habitación limpia, buena ubicación, staff agradable.
    - Restaurante El Drugstore: muchos comentarios buenos pero no lo recomendamos especialmente…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>