Fiyi : una semana en Viti Levu y Suva

Después de 3 semanas intensas en Samoa, tomamos un avión hasta las islas Fiyi, donde pasamos 3 semanas más. Programa: voluntariado (HelpX) y trabajo, todo en 3 islas: Viti Levu, la principal, Taveuni, la isla jardín, y Vanua Levi, la más grande. Preparados para nuestro viaje a presupuesto reducido por las Fiyi? 😊

Del aeropuerto de Nadi al camping de Vatia Beach

Llegamos al aeropuerto de Nadi, el principal del país. Nadi no es la capital, pero la ciudad se encuentra frente a las islas paradisíacas (y caras): las Yasawa y las Manuca. Como ya vimos muchas playas hermosas en Samoa y después iríamos a Polinesia Francesa, pasamos de las islas.

Del aeropuerto tomamos un bus hasta Ba, donde cambiamos y tomamos otro hasta Vatia. Allí un poco de autostop nos ayudó a recorrer los últimos 3km hasta Vatia Beach. Llovía, había mucho viento y ya había oscurecido. Habíamos salido de Samoa por la mañana y estábamos muy cansados.

Antes de ir, intentamos contactar con el Vatia Beach Eco Resort por todos los medios pero sin éxito. Su página web anunciaba un sitio genial, con bungalows y tiendas, y regentado por 3 españoles. Cuando llegamos, nos encontramos con un sitio cutre y nos sorprendimos al ver que éramos los únicos clientes. Los españoles vendieron el resort 5 meses atrás y la página no ha sido actualizada. Los empleados estaban jugando al billar cuando llegamos, en la sala común. Por suerte nos dijeron que podíamos poner la tienda donde quisiéramos, en la misma sala común para protegernos del tiempo.

Después de una mala noche (gran tormenta y mucho viento que sacudían la tienda a pesar de estar bajo techo), el espectáculo del día nos deprimió. Todavía llovía, la “playa” invadida de troncos, el baño muy sucio… Nada agradable! Un bus llegó, lleno de fiyianos. Rápidamente nos obligan a instalarnos en una habitación, pues un supermercado había reservado la sala común para celebrar los premios a los empleados del año… y los regentes se habían olvidado!

Cuando ya nos planteábamos irnos a otra parte, conocimos a Ali, el propietario. Una persona muy agradable y nos ofreció quedarnos gratuitamente porque el camping en realidad todavía no estaba abierto al público debido a los destrozos del último ciclón… Muy generoso! Con la moral un poco mejor, pasamos el día trabajando en el blog.

Después de una segunda noche más agradable, nos despertamos bajo el sol. El lugar se ve muy diferente! Si uno se imagina la playa limpia, no está tan mal!

Después de un baño rápido de Morgane, Ali nos llevó hasta la ciudad más próxima, donde tomamos un bus hasta Suva, la capital.

Aaaah los buses de Fiyi… Son los mismos que en Europa, Salvo que por cada fila, en vez de 4 plazas, hay 5! Sabiendo que los fiyianos no son muy finos, imaginad como íbamos todos como sardinas!

Un HelpX en Fiyi

En Suva fuimos recibidos por Christophe, un francés que se instaló en el país hace 11 años. Nos quedamos unos días en su casa ayudándolo a limpiarla de arriba a bajo.

Nos sentíamos bien en su casa: es muy simpático, tiene una casa muy hermosa y cocina de maravilla! Es cocinero y trabajó en la embajada francesa. Ahora trabaja por su cuenta y sólo cocina para particulares o para vender en el mercado. Nos llevó allí para descubrir los sabores locales, como reyes! Nuestras papilas todavía se acuerdan de su pescado crudo a la leche de coco (entre otros!)…

Descubrimos también el kava (que ya habíamos probado rápidamente en Samoa). Una bebida con gusto a tierra y raíces, un poco amargo, obtenido al moler las raíces de una planta de pimienta. Más que una bebida, el kava es un ritual, un acto social: se comparte en señal de amistad. A los locales les encanta y lo beben muy a menudo. La degustación está muy codificada: se dan unas palmadas y se dice “bula” en ciertos momentos. A mi personalmente me gusta su sabor!

Pero nuestro tiempo con Christophe llegó a su fin, y dio paso a la isla de Taveuni. Gracias Christophe por tu recibimiento!

Suva, la capital de Fiyi

Antes de partir, visitamos Suva, la capital de Fiyi. La ciudad no tiene mucho interés pero su museo es interesante y el mercado también (se pueden dejar las mochilas en el puesto de policía del mercado el tiempo de dar un paseo a pie).

En el museo aprendimos mucho sobre Fiyi y su cultura, muy diferente de la samoana. De hecho, Fiyi está en la Melanesia, mientras que Samoa forma parte de la Polinesia. La diferencia parece pequeña, pero es enorme. Fiyi no tiene nada que ver con Samoa!

Culturalmente, las creencias y tradiciones son diferentes. En Fiyi la gente era caníbal. Los humanos eran comidos hasta el s.XIX! En el museo se presentan tenedores caníbales…

Físicamente la gente es diferente: pelo crespado, piel más oscura. El idioma no tiene nada que ver. Mientras que los samoanos son más cercanos de los maoris y los tahitianos, en Fiyi son más cercanos a la gente de Vanuatu y los kanaks de Nueva Caledonia.

Un hecho curioso: en Fiyi, la mitad de la población es indio-fiyiana. Sus ancestros vinieron de la India hace muchas generaciones para trabajar en los campos de caña de azúcar (casi casi como esclavos). A cambio de un billete para su familia, debían trabajar durante 5 años. Si querían volver a la India, debían trabajar 5 años más para el mismo empresario. La mayoría acabó quedándose y representa la mitas de la población actual.

Pero los Fiyianos y los indio-fiyianos no se mezclan: se casan entre ellos, tienen idiomas diferentes, religión propia, sus escuelas… Es increíble encontrarse con hindi-fiyianos que viven allí desde hace 3 generaciones y que solo hablan hindi! El inglés es el idioma de comunicación entre ellos. Hubo mucha tension entre las dos comunidades durante los últimos 20 años, pues terminados los contratos de alquiler, los fiyianos quisieron multiplicar sus beneficios y aumentar los alquileres. No conocemos la situación actual, pero se ve como la relación entre ellos no es de color rosa…

De Suva a Taveuni en el ferry Lovaimiti Princess V

Pero volvamos a lo nuestro: a eso de las 16h fuimos al puerto, a las oficinas de Goundar Shipping, para comprar nuestros billetes (que se pueden comprar también a bordo). El Lovaimiti Princess V es la última adquisición de Goundar Shipping. Y aun así, nos encontramos con un ferry oxidado de 50 años, que pertenecía al Canadá (todavía hay posters de publicidad!)

El barco une Suva, en Viti Levu, Savusavu, en Vanua Levu, y Taveuni. Como nos costó un h***o y parte del otro encontrar los horarios, aquí los tenéis:

  • De Suva a Taveuni pasando por Savusavu: salida todos los lunes y viernes a las 18h, llegada al mediodía del día siguiente aproximadamente.
  • De Suva a Savusavu: salida todos los miércoles a las 18h
  • De Taveuni a Suva, pasando por Savusavu: salida todos los martes y  domingos a las 10h, llegada a las 6h de la mañana del día siguiente

Desenrollamos nuestros colchones de espuma en la antigua tienda de recuerdos, entre los pasillos vacíos pero todavía en su sitio. El barco estaba lleno! Salimos a eso de las 19h30 (en vez de a las 18h), con una escala en Savusavu por la mañana.

Llegamos a Taveuni al día siguiente, al mediodía, después de 17h de travesía tranquila y agradable. Sin niños dando la lata, temperatura agradable… Podría haber sido peor!

Welcome to Taveuni, la isla jardín!

good to know !

Del 1 al 7 mayo 2018 - 1€ = 2,45 F$

Vatia Beach Eco Resort

Ali, el simpático propietario del camping, nos ofreció las 2 noches pasadas en tienda, puesto que el sitio todavía estaba en reparaciones

Museo de Suva

10F$

Interesante pero no indispensable

Ferry Suva Taveuni

67F$/persona

Primera clase y económica es lo mismo, sólo que con menos gente. Estuvimos tranquilos y con espacio a pesar de estar lleno.

Toni

Somos Morgane y Toni, pareja franco-española apasionados por el viaje. Después de 8 meses en Sudamérica en 2014, retomamos el viaje el 1 de enero de 2017 sin billete de vuelta. Este viaje duró hasta agosto del 2019! Si quieres saber más, visita la página Conócenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar y personalizar su experiencia. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.