Samoa : super Helpx en Lalotalie

Después de 2 semanas dando vueltas por Upolu y Savai’i, las 2 islas principales de Samoa, decidimos pasar la última semana haciendo un voluntariado (HelpX). De esta forma aterrizamos en casa de Jane y Olsen, una pareja kiwi-samoana de oro! Nuestra estada en Lalotalie es nuestro mejor recuerdo de Samoa!

Nos alojamos en el pueblo de Falease’ela, en casa de Jane y Olsen. Olsen es matai, o jefe del pueblo. Con su mujer Jane, kiwi, y su hija Coco, tienen una pequeña empresa de eco-turismo, Lalotalie ECAT Ventures. Organizan (entre otras cosas) excursiones por el río para descubrir hermosas cascadas.

Nuestras misiones en HelpX en Samoa

Decidieron alojarnos porque necesitan ayuda con la nueva página web, y como soy programador, dimos en el clavo con nuestra petición! El ritmo de trabajo es muy tranquilo: trabajamos un par de horas por la mañana (Morgane con la limpieza y yo con la página web), descanso y almuerzo.

Por la tarde yo trabajaba un poco más y Morgane mantenía a Coco y su amiga Mercy ocupadas jugando al Uno. Nos dábamos un baño en el río a 3m de nuestro fale y paseábamos por el “pueblo” antes de volver y pasar un buen rato discutiendo con Olsen, conversaciones que se alargaban con la ayuda de unas cervezas…

El domingo no se trabaja, y el sábado tampoco porque unos amigos vinieron de visita… Al final no tuve tiempo de preparar su página web, así que la terminé entre ratos libres y ya se la mandé !

Tuvimos mucha suerte de trabajar con Jane y Olsen, apasionados de lo que hacen e intentan hacer un mundo mejor. Gracias a las excursiones en el río y alrededor de la península de Falease’ela, financian sus programas de reforestación de manglares y protección de las aves. Jane es también escritora y escribe libros para niños sobre la protección de la biodiversité y la cultura samoana. Chapeau!

Las responsabilidades de un matai

Olsen, samoano nacido en Nueva Zelanda pero que decidió volver a Samoa hace más de 25 años, nos mostró cómo se hacen las cosas en Samoa. Siendo matai, jefe del pueblo, se encarga (junto a otros matai) de asegurar que toda la comunidad viva en harmonía. La sociedad samoana funciona de manera muy tradicional: los matai gestionan los problemas del pueblo (robos por ejemplo, aunque es algo muy raro allí, disputas…). Aquí la policía interviene sólo si hace falta.

De las 18h a las 19h, veréis poca gente por las calles (salvo en la ciudad): es la hora de la misa, y después, de la cena, todo anunciado con una gran caracola como trompeta, como antaño. Pobre de aquél al que encuentren deambulando por las calles! Puede ser multado por un matai! Después de las 21h30 empieza el toque de queda, nadie por las calles salvo tener una buena excusa! Aaah el peso de la religión… Los misioneros lo hicieron muy bien! Pero al menos, no hay gente borracha por la calle. Olsen me dejó “intentar” hacer sonar la caracola!

Otra curiosidad: todo está muy codificado. Uno deviene matai cuando los otros jefes lo eligen pour su sabiduría. Pero eso no es todo, uno no deviene matai con el 100% de sus poderes y ya está, se deben probar las aptitudes durante las reuniones de matai. Y una vez se deviene matai, hay ciertas cosas que ya no se pueden hacer, como cocinar el umu (el horneado tradicional). Y para comer umu el domingo, el matai, su familia y los invitados comen primero, y después los demás.

Es un modo de funcionamiento complejo que descubrimos con gusto gracias a Olsen! Fue un interlocutor perfecto pues él mismo es matai, su idioma natal es el inglés, y conoce la cultura “occidental”. Nuestras preguntas no lo sorprendieron lo más mínimo y venían seguidas de largas (a menudo muy largas) respuestas durante nuestras conversaciones en la cocina.

La excursión de las cascadas con Lalotalie

El sábado, Olsen y Jane recibieron amigos de Nueva Zelanda. Tuvimos la suerte de realizar una parte del recorrido de la excursión de las cascadas, que normalmente dura 5-6 horas (ida y vuelta, con tiempo para bañarse y saltar). De cascada en cascada, saltamos desde 9 metros! Por lo general, no nos sentimos atraídos por cualquier cascada, pero esta excursión nos encantó! Uno se cree Indiana Jones y se deben superar los miedos para saltar desde más y más alto! Sólo nos arrepentimos de on haber realizado a excursión completa, pudiendo saltar desde 22m!!!

Si no me equivoco, la excursión guiada cuesta unos 90 talas con comida (~30€) y vale la pena si te gusta la naturaleza y la adrenalina! Un consejo: si como Morgane llevas gafas, ponte lentillas. Con el calor, la humedad y el agua fresca, se perdió la mitad de la excursión!

Os aconsejamos pasar 2 o 3 noches con ellos durante vuestras vacaciones en Samoa, sera uno de los mejores recuerdos, seguro! La noche en un fale cuesta 100 talas/persona en media pension, un precio normal en Samoa. Olsen está siempre contento de compartir su cultura (cuidado, es muy hablador) y Jane, si está en casa (se queda en Apia entre semana con Coco, que va a la escuela), se encargará de los detalles.

Los Giant Clams (almejas gigantes) de Savaia

Olsen nos llevó también a hacer snorkeling y observar las almejas gigantes de 1m de largo (10 talas material no incluido). Muy bonito e impresionante! Nunca habíamos visto almejas tan grandes!

Preparación del umu en família

El domingo, participamos a la preparación de nuestro último umu. Jane y Olsen “invitaron” a su primo a prepararlo, y yo obviamente ayudé 😜 Calentar las piedras al fuego, raspar los cocos, preparación del palusami (hojas de la planta del taro a la crema de coco y cebollas, delicioso!), montar el horno… El umu ya no tiene secretos para nosotros!

Como siempre, nos encantó: palusami, taro, frutipan, pescado a la papillote, jabalí, pollo, chop suey, pescado a la brasa… La mesa estaba llena literalmente!

Nos despedimos de Olsen y su família con tristeza… Jugar con Coco, el humor de Olsen, la hospitalidad de Jane… Os echaremos de menos!

Samoa nos enamoró. Al llegar a Samoa no sabíamos con qué nos encontraríamos, y nuestra estada allí fue de lo más especial! Hay de todo: playas paradisíacas, naturaleza lujosa, alojamientos simples, mercados, hospitalidad, facilidad a la hora de desplazarse… Pero teníamos que seguir el viaje!

Al final gastamos menos de lo previsto: es muy fácil viajar con presupuesto reducido en Samoa si uno va despacio 😉

Dirección nuestra próxima etapa: las Islas Fiyi!

Morgane

Nous, c'est Toni et Morgane, couple franco-espagnol passionné de voyage, Après 8 mois en Amérique du Sud en 2014, nous avons repris la route le 1er janvier 2017 pour un voyage sans billet retour ! Pour en savoir plus, n'hésite pas à venir faire un tour sur notre page "Qui sommes-nous ?" !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar y personalizar su experiencia. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.